El intendente y médico Rufeil se ríe de las medidas preventivas de Suarez y no controla distanciamiento social ni reuniones de amigos en San Martin

Actualidad Mendoza

En los últimos días el Gobierno de Mendoza volvió a implementar viejas restricciones a raíz del notable incremento de los contagios en la provincia.

A través del decreto N°847 publicado en el Boletín Oficial, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, estableció un estado de “alerta sanitaria” para todo el territorio provincial, hasta el lunes 20 de julio inclusive. 

En este sentido, la norma detalla que mientras se mantenga esta situación, se establece “la restricción de la circulación de personas en el ámbito territorial de la provincia de Mendoza, entre las 23.30 de cada día y las 5.30 del día siguiente”.

En cuanto a las reuniones familiares, están autorizados en toda la provincia los encuentros de hasta un máximo de 10 personas “con parentesco en razón de la naturaleza, las técnicas de reproducción humana asistida, la adopción o la afinidad, hasta el segundo grado en línea ascendente, descendente o colateral”.

No obstante, este estado de alerta del gobernador Suarez no son tomados en serio por el doctor e intendente de San Martin, Raúl Rufeil, donde su despreocupada gestión deja todo librado al azar, permitiendo amontonamiento de personas en las principales plazas de su Departamento, sin distanciamiento social y violando la cuarentena.

Este último fin de semana, la gente en San Martin se paseó con total libertad sin las medidas preventivas, ni barbijos, ni distanciamiento social, reuniones de amigos tomando mate y un Estado municipal ausente.

Una distención de las medidas que datan de los tiempos de la total cuarentena del mes de marzo, donde los sanmartinianos deambulaban abiertamente frente a la Municipalidad con total impunidad sin sanciones y se amontonaban los trabajadores golondrinas en la terminal de Ómnibus, tal como venimos denunciando.

¿Qué hace al respecto Raulito? Nada… casi ya como «una marca» de identidad de su gestión.