La Corte Suprema de Justicia de Tucumán ordenó que «Belén» sea puesta en libertad

Actualidad

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán ordenó que «Belén» sea puesta en libertad. Lo hizo a través de un fallo conocido esta tarde, que lleva la firma de los vocales Antonio Gandur, Antonio Estofán y Daniel Posse.

Se trata de la joven que fue condenada en abril a ocho años de prisión por homicidio agravado por el vínculo. Los jueces que la sentenciaron aseguran que tuvo a su bebé en un baño del hospital Avellaneda y que lo asesinó arrojándolo a un inodoro, mientras que quienes defienden a Belén entienden que se trató de un aborto espontáneo. La joven de 27 años -cuyo verdadera identidad se mantiene en reserva- está privada de su libertad desde marzo de 2014.

El máximo tribunal de la Provincia dispuso que las actuaciones vuelvan a la Sala III de la Cámara Penal, que emitió el fallo condenatorio, para que instrumente la liberación efectiva de Belén. Luego, la Corte deberá resolver la cuestión de fondo.
La diputada Soledad Sosa, del Frente de izquierda- Partido Obrero se refirió al tema de la siguiente manera: “Esto es un gran triunfo de la movilización popular, el viernes pasado en más de 20 puntos de encuentro en todo el país marchamos por su libertad y anulación de su condena. La campaña audiovisual que impulsamos logró repercusión internacional, un enorme apoyo de destacadas personalidades del arte y la cultura, los pronunciamientos entre los trabajadores de hospitales, estudiantes y sindicatos se siguen multiplicando. Junto a organismos de derechos humanos nacionales e internacionales acudimos a su defensa en la justicia tucumana a través de amicus curiae, desde nuestras bancas impulsamos pronunciamientos legislativos a favor de su libertad, la visité en dos oportunidades en el penal y vi el fortalecimiento de su persona al conocer como crecía el enorme respaldo que recibía esta lucha. Ahora continuaremos acompañando la ardua defensa de su abogada, Soledad Deza, por la anulación de la condena”.

Y continuó: “Esta noticia da un gran impulso a la lucha que junto al movimiento de mujeres desenvolvemos por #NiUnaMenos, por el respeto al derecho al aborto no punible y por la legalización y despenalización del aborto. Porque no queremos más mujeres presas por aborto espontáneo como Belén o por abortos provocados, tampoco muertas por aborto clandestino. Queremos educación sexual laica en el sistema educativo público y privado y el respeto de nuestros derechos sexuales y reproductivos en el sistema de salud”.