Ramón: «Mientras que Cornejo y sus intendentes miran para otro lado, hay hambre en Mendoza»

Actualidad Mendoza

La oposición le reclama al Gobierno de Mauricio Macri desde año 2017 la ley de Emergencia Alimentaria en todo el país, que consiste en partidas presupuestales extraordinarias destinadas a la asistencia alimentaria y nutricional y garantizar el abastecimiento y acceso a la compra de alimentos básicos por parte de todas las provincias a lo largo y ancho de la Argentina.

La última vez que se aplicó en nuestro territorio fue con la crisis de 2001 y duró hasta el 31 de diciembre de 2002.

La ley tiene como finalidad garantizar la alimentación de la población considerada más vulnerables, que incluye a los nenes y nenas menor de 16 años.

Gracias a esto, se distribuirán 10 mil millones de pesos para formalizar la asistencia a merenderos y comedores comunitarios.

A pesar de la crisis económica y social, Cambiemos no tienen en mente aprobarla, ya que considera que varios de los alcances de la misma están contemplados en la Ley de Emergencia Social que el Congreso aprobó en diciembre de 2016.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la pobreza afecta al 46,8% de los menores de 14 años. Otro número alarmante del informe es que el 14,5% de los chicos pasó hambre el último año.

Por otro lado el Centro de Economía Política (CEPA) asegura que el Gobierno devaluó cualquier tipo de política a menores por los diferentes recortes y la provisión de vacunas. 

Preocupado por esta dura realidad de millones de argentinos y argentinas, el actual diputado nacional por Mendoza, José Luis Ramón, presentó el Proyecto de Emergencia Alimentaria en Argentina.

«Hemos presentado ante todo el pueblo mendocino la iniciativa que ha tenido nuestro partido político Protectora de pedirle al presidente de la Nación, al gobernador Cornejo y a cada uno de los intendentes de los Departamentos de Mendoza, el pedido de declaración de emergencia alimentaria y sanitaria», expresa Ramón en conferencia de prensa, acompañado por su compañero de fórmula Mario Vadillo, los legisladores provinciales Marcelo Romano y Pablo Cairo, sumado a los candidatos a intendente de Protectora de todos los Departamentos mendocinos.

El candidato a gobernador de Mendoza agrega «Desde hace muchos meses, y mucho antes que comenzará cualquiera de las campañas electorales, venimos advirtiendo del grave problema alimentario que existe en nuestra provincia».

«Más allá que lo venga negando el gobernador de la provincia de Mendoza, los miércoles son los únicos momentos de la semana donde las niñas, niños y adolescentes de las escuelas públicas de la provincia Mendoza se les entrega un alimento a base de leche con pan o tortitas. Muy lejos de una alimentación saludable, muy lejos de aquello que necesitan nuestros jóvenes para poder educarse y estar preparados para sentarse en un aula», denuncia el defensor del ciudadano de a pie.

Preocupado por los graves índices de la provincia de Mendoza, Ramón sostiene «A eso le tenemos que sumar el grave problema social en los lugares que están alejados de la asistencia del Estado. Está demostrado en el informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA que se presentó este pasado martes, donde el 13,2 por ciento de las personas que viven en el Gran Mendoza, están por debajo de la línea de pobreza, están sufriendo una falta alimentaria severa, es decir, que son personas que por su condición de desocupación, por la falta de empleo, no están pudiendo pagar la olla (como decían nuestros abuelos), y eso es un tema de gravedad absoluta para la provincia, para la Nación».

Apunta que «Estos proyectos han sido presentados en la Cámara de Diputados de la Nación por mí, en la Cámara de Senadores de la provincia de Mendoza por el senador Marcelo Romano y en cada uno de los departamentos en donde los concejales de Protectora tienen participación».

«Realmente es un pedido angustiante que venimos a hacer al gobernador Cornejo y a los intendentes que están mirando para otro lado está grave realidad», concluye José Luis Ramón.

Mendoza tiene hambre

En la misma sintonía, el senador provincial de la misma fuerza política que conduce Ramón, Marcelo Romano, presentó en paralelo un proyecto de Emergencia Alimentaria pero en la provincia de Mendoza.

El proyecto del legislador provincial fundamenta «La inseguridad alimentaria severa ascendía en el Gran Mendoza durante el tercer trimestre del año pasado al 3,8% de los hogares, y la inseguridad alimentaria total alcanzaba al 13,2% de los hogares, superando en ambos casos la media de la región de Cuyo».

«La situación se ha agravado de manera dramática a partir de la crisis económica y financiera desatada a partir del 12 de agosto pasado, y la brutal devaluación de nuestra moneda, a punto tal de poner en serio riesgo el acceso al fundamental derecho humano a la alimentación» sostiene Romano.

«La asistencia a los comedores comunitarios se ha multiplicado exponencialmente, cada vez más niñas, niños y adolescentes se quedan sin comer en las escuelas. El desborde producto del agravamiento de la situación social ha producido la apertura de una innumerable cantidad de merenderos y comedores comunitarios, como respuesta inmediata y solidaria por parte de la comunidad», concluye.