Lizana junto a Alberto Fernández: El candidato a presidente conoció la grave situación de los productores de Rivadavia

Actualidad Mendoza

Durante su visita a la provincia de Mendoza, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió con la postulante a intendenta de Rivadavia por el Frente de Todos, Gabriela Lizana, que le hizo conocer la situación que vive el departamento en la actualidad. Fernández se mostró preocupado por la actualidad que viven los productores del municipio.

“Tengo mucha esperanza que con Anabel en la provincia y Alberto en la Nación recuperaremos la Rivadavia productiva que alguna vez fue. Y que la vitivinicultura, como el resto de las economías regionales del país, retomará el papel protagónico en el crecimiento de muchos rincones que conforman la querida Argentina”, subrayó la postulante.

Por su parte, Fernández resaltó: “En Rivadavia tenemos que trabajar mucho y principalmente con los productores vitivinícolas. Una de las cosas que más lamenta uno es lo maltratada que ha sido la industria en el último tiempo. Espero que esto cambie a partir de diciembre”.

Lizana le entregó a Alberto Fernández una botella con una etiqueta que explica la injusta distribución de la renta en la cadena, el candidato se sorprendió al ver lo poco que le llega al productor del precio final de la botella en góndola. La candidata a gobernadora Anabel Fernández Sagasti también participó de la reunión y volvió a insistir en la necesidad de contar con líneas de financiamiento con tasas razonables para la actividad productiva.

“Mis palabras fueron Alberto, hasta que este porcentaje no sea mayor nunca sientas que está solucionado el problema vitivinícola. La etiqueta muestra que de un vino que en góndola puede estar a $120, al productor como mucho y en el mejor de los casos ( Malbec Bonarda) le llegaría $8 . Lo que representa solo un 6% del valor total. Este porcentaje es el más bajo del mundo, si comparamos la situación de otros países. Sin contar que además ese valor se le paga en cuotas y no se termina de cobrar hasta pasado más de un año de la cosecha. Esto no es apostar al trabajo. Esto es apostar al desempleo , a la pobreza y al hambre”, destacó la productora vitivinícola rivadadiense.

Para Lizana la vitivinicultura es para Rivadavia un motor de crecimiento de otras industrias incluyendo el comercio, como así también es generadora de empleo genuino y promueve el arraigo territorial.

“Las economías regionales requieren de la intervención del Estado para seguir adelante, en una botella de vino solo el 6% o menos terminan en manos de los productores o elaboradores La falta de rentabilidad del sector se logrará modificando las condiciones generales del país (inflación , tasas de interés , entre otras ) y además generando un marco que evite el comercio desleal y el tan denunciado abuso de posición dominante proveniente de la alta y creciente concentración económica”, remarcó.

De acuerdo a lo aportado por la candidata no alcanza un fondo anticíclico sin una política de estado para la vitivinicultura. “El sector productivo y elaborador está quebrado, altas tasas , bajísimos precios , constante crecimiento de la inflación , devaluación , aumento de tarifas , falta de financiamiento , caída del consumo , falta de estímulo a las exportaciones , parecen ser medidas tomadas para la exterminación definitiva de un sector que genera vida a muchas ciudades de nuestra provincia , particularmente Rivadavia . Hay que tener en cuenta que una apuesta a la producción es apuesta al trabajo, de lo contrario traerá más desempleo y más pobreza”, expresó.