La diputada Sosa repudia la designación del jefe departamental de Mendoza Capital acusado de violencia de género

Actualidad

La diputada nacional Soledad Sosa por Mendoza, del bloque del Frente de izquierda- Partido Obrero, presentó un proyecto resolutivo en el Congreso de la Nación para repudiar la designación del Jefe Departamental de Mendoza Capital, Marcelo Esquivel, acusado de violencia de género hace dos años y en pedido a la revocatoria de tal nombramiento.

Según informaron en una fuente judicial, el comisario recientemente designado en el máximo cargo en la departamental de capital de Mendoza tiene prohibición de utilizar su arma reglamentaria por una denuncia de violencia de género y tampoco puede vestir el uniforme, por lo que está conminado a hacer sólo tareas de oficina y no puede realizar operativos.

Esquivel recibió el ascenso aunque pesa sobre él un sumario administrativo con 40 días de suspensión aplicado por la Inspección General de Seguridad, que le quitó la posibilidad de usar su arma reglamentaria a partir de una denuncia de violencia de género que le formuló su esposa en la Justicia. Las fuentes le informaron que hace dos años la mujer levantó la denuncia penal por amenazas en la unidad Fiscal de Capital.

La diputada Soledad Sosa declaró: “En momentos en que se calcula que cada 30 horas en la argentina muere una mujer a causa de la violencia de género, esta designación es totalmente repudiable. Y más grave aún es que el máximo jefe de la policía provincial, comisario Munives, argumente tal ascenso en la antigüedad del agente en cuestión, claro que la defensa viene de quien ordenó la represión el 24 de mayo pasado a las mujeres estatales que realizaban una olla popular en casa de gobierno. Es un claro mensaje de impunidad y protección a los violentos dentro del propio Estado, en momentos incluso donde las denuncias por maltratos y abusos de las parejas de policías se multiplican. El antecedente misógino lo invalida para ocupar la cúpula policial de un departamento que además, tiene frenada la investigación de la joven Gisela Gutiérrez, desaparecida desde el año pasado del B° La Favorita y que su familia denuncia la discriminación social que se ha hecho en su búsqueda.

Y además agregó: “Queda demostrada la demagogia del gobierno cuando dice comprometerse con el #NiUnaMenos y en terminar con este flagelo social cuando mantienen policías con estos antecedentes. Este nombramiento debe revocarse y es lo que solicitamos mediante proyectos presentados en el Congreso, en la legislatura y concejos deliberantes”.