Anabel sobre los hechos violentos del Cornejismo: «No basta con sacar un comunicado de repudio»

Actualidad Mendoza

La semana en Mendoza termina con un lamentable desenlace de lo que se inició el lunes. El discurso violento del gobernador y candidato a diputado nacional Cambia Mendoza, Alfredo Cornejo, a principio de esta semana y delante de las narices de Macri y Pichetto que celebraron dicha actitud, avanzó contra la oposición y en especial enfocando la mira al kirchnerismo… arengó a la militancia cornejista para gestar con total impunidad hechos violentos tal como sucedió ayer en Godoy Cruz contra la concejal del peronismo Gabriela Malinar.

Vale la pena recordar las palabras en boca del propio Cornejo fustigando a la oposición el pasado lunes en el Bustelo “no podemos volver atrás, y muchos menos en esta vuelta, que no es la de cualquier populismo. Es la vuelta de La Cámpora con más poder».

Mientras que su público alentaba aún más la polarización, el radical continuó: el kirchnerismo y La Cámpora representan “la vuelta de un grupo autoritario que le hizo daño a Argentina y que quiere volver a implementar el mismo proyecto de un país sin libertad ni oportunidades, haciendo crecer a más generaciones que no conocen la cultura del trabajo», al tiempo que sostuvo: “No podemos permitir transformarnos en Venezuela. Ya sabemos lo que hicieron en esos años”.  

Sin dudas, esta campaña del odio del gobernador alentó a muchos militantes extremos a responder con violencia «a quién piensa diferente y lleva adelante el compromiso de tener manera diferente de ver el futuro de la provincia, más allá de la abstracción cornejista». Lo de Godoy Cruz no fue un hecho aislado, sino una consecuencia.

Este viernes, la candidata a gobernadora del Frente Elegí, Anabel Fernández Sagasti, acompañó a la víctima de la agresión, la candidata a concejal Gabriela Malinar, y realizaron una conferencia de prensa junto a su vicegobernador Jorge Tanús.

Fernández Sagasti expresó “veníamos advirtiendo esto, hay dirigencia que no es responsable con sus dichos y no basta con sacar un comunicado de repudio, sino que tenemos que ser muy responsables con lo que decimos y lo que hacemos porque hay mucha gente que confía en nosotros y tenemos que aportar con el ejemplo qué sociedad queremos y qué sociedad deseamos construir.”

La candidata anunció además que junto a Guillermo Carmona, titular del PJ provincial, van a convocar a todos los partidos políticos de la provincia para repudiar este tipo de hechos y garantizar –no solo en campaña- sino “para el futuro de Mendoza construir una sociedad donde la diferencia de ideas no sea el puntapié inicial para el tipo de situaciones como la que tuvo que vivir Gabriela.”

La senadora nacional advirtió que el espacio no será cómplice de este tipo de violencia y agregó: “me gustaría saber qué sienten Suárez y Cornejo cuando ven estas imágenes, qué sienten como militantes políticos y como dirigentes de la provincia porque todavía no lo sabemos. No sabemos que siente el intendente de Godoy Cruz. Creo que como representantes de nuestro pueblo, más allá de las diferencias que podamos tener, hay cuestiones que no podemos soslayar y los silencios a veces hablan más que mil palabras.”

A su turno, Gabriela Malinar narró en detalle lo sucedido ayer en el Barrio Jardín Sarmiento de Godoy Cruz, y con angustia explicó: “nuestra carta de presentación es hablar con los vecinos que nos puedan conocer la cara. Que sepan quienes somos los que estamos en la boleta. Me parece bien que sepan a quiénes se elige. Tienen derecho a conocer referentes para hablar de las condiciones del barrio o de algún problema. Creemos que la política no es esto, es otra cosa. Es poder dialogar, charlar, manifestar que claramente, pensamos distinto. Nuestra forma de hacer política es otra.”

Malinar describe el violento hecho, cuyo autor fue identificado como Rodrigo Aznares, militante de Cambia Mendoza y empleado municipal de la gestión de Tadeo García Zalazar «Nos empieza a amenazar, a insultar y se pone muy violento. Nos pedía que nos fuéramos del barrio, con amenazas. Nos dijo que el barrio era territorio de Cambia Mendoza y que la única persona que ingresaba era Cornejo».

«Estaba muy sacado y amenazaba que tenía algo en el bolsillo. Agarró piedras y se desquitó con el auto y no con uno de nosotros», contó Malinar.

Finalmente, la candidata a edil dijo que la presentación de la denuncia fue otra desilusión porque el ayudante del fiscal no se manifestó muy proclive a aportar soluciones y dijo “sabés que va a pasar, lo van a encontrar si es que lo encuentran, va a quedar un rato y después lo van a largar, vos no podés ir sola a los barrios, no podés entrar a los barrios.”

El comunicado oficial de la UCR

En un escueto mensaje, el radicalismo mendocino expresó prolijamente su repudio, aunque asegura que «no hay lugar para grietas»… más allá de lo que se visualizó el lunes pasado en el Bustelo, por parte del presidente nacional de su partido, Alfredo Cornejo, que demostró totalmente lo contrario:

El Comité Provincia de la Unión Cívica Radical (UCR) expresa su solidaridad con la candidata a concejal Gabriela Malinar, y miembros de su equipo de trabajo, quienes fueron agredidos el pasado jueves en la plaza Rawson del departamento Godoy Cruz. 

Asimismo, manifiesta su más absoluto repudio y rechazo por el hecho de violencia ocurrido, pidiendo celeridad a la justicia para dar con el paradero del autor de este lamentable y triste acto, que puso en riesgo la integridad física de quiénes estaban presente. 

El radicalismo no ha tolerado ni tolerará que ninguna persona, por sí o arrogándose la representación de las ideas partidarias por las que milita, se apoye en el uso de la violencia u otros mecanismos para imponer o impedir que otros ejerzan su práctica política. 

Desde la UCR, somos parte del repudio general en el que no hay lugar para grietas: la violencia política, la exclusión de ideas y la persecución por pensar distinto, no es un comportamiento aceptado en Mendoza por la dirigencia, que interpreta cabalmente la vocación de la sociedad mendocina por nutrir la sana convivencia a diario, basada en el respeto a las reglas, el cumplimiento de los deberes individuales y colectivos y la garantía del ejercicio de los derechos en un marco de orden.

Rodolfo Suarez.Presidente del Comité Provincia de la UCR Mendoza