La izquierda mendocina y su repudio contra los privilegios que le «regalaron» al asesino Pedraza

Actualidad

Los sectores de izquierda de la provincia de Mendoza se manifestaron rotundamente frente al beneficio que le brindó la Justicia a José Pedraza, ex titular de la Unión Ferroviaria (UF), que deberá cumplir la condena de la prisión domiciliaria en un condominio de la ciudad de Buenos Aires.
El beneficio al ex sindicalista fue otorgado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 21 a raíz de un nuevo pedido realizado por su abogado Carlos Froment quien adujo que la salud de su defendido, de más de 70 años, se estaba deteriorando producto de las condiciones de su detención.

Dos de los integrantes del TOC 21, Liliana Barrionuevo y Horacio Barberis, votaron a favor de concederle a Pedraza la prisión domiciliaria en un lujoso departamento en el piso 35 de una torre de Palermo y uno, su titular Diego Barroetaveña, lo hizo en contra.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda realizó un acto en el KM 0 mendocino en rechazo al beneficio de la prisión domiciliaria para José Pedraza, que fue condenado por ser responsable del homicidio de nuestro compañero Mariano Ferreyra. Pedraza recibió una condena de 15 años de prisión en un juicio realizado en el 2013, en el que fue encontrado responsable de los delitos de “homicidio y tentativa de homicidio”.

Del acto participaron ATE, CTA Autónoma Mendoza, SUTE Godoy Cruz y agrupaciones de izquierda como PTS, Izquierda Revolucionaria, PCR, PSTU, MST, entre otras.

El cierre del mismo estuvo a cargo de Raquel Blas que declaró: “Alertamos que con los mismos argumentos que se le otorga ahora la prisión domiciliaria a Pedraza, se podrá enviar a sus casas a los genocidas presos por los crímenes de la dictadura que sustancian sus penas en cárceles comunes”.

“Advertimos que este grave hecho de impunidad se da en momentos que el gobierno pacta con la burocracia sindical una tregua para hacer pasar el ajuste contra los trabajadores y al mismo tiempo lleva a fondo el protocolo antipiquetes sancionando a la dirigencia combativa de ATE y SITEA en Mendoza por participar del paro del pasado 24”.

La dirigente sindical concluyó: “Esto demuestra que hoy más que nunca tenemos que ganar las calles. No nos van a amedrentar y se los vamos a demostrar en tres fechas de acá en adelante: la primera es el lunes en el paro docente, la segunda es en la contra marcha de la Vendimia y la tercera es el 24 de marzo. Porque mientras los trabajadores y el pueblo estemos en la calle no va a haber juez, ni fiscal, ni represión que hagas dar marcha atrás”.

En tanto, la senadora provincial del FIT, Noelia Barbeito, expresó que «el Estado da un mensaje de impunidad para los asesinos de los trabajadores. Con estas decisiones de la justicia el mensaje es claro, en la Argentina se pueden asesinar jóvenes trabajadores y maestros y la justicia los beneficiará con arrest os en lujosos departamentos que nada tienen que ver con las condiciones de vida de un trabajadores e impunidad» y agregó «Mariano Ferreyra luchaba junto a los trabajadores ferroviarios contra uno de los flagelos más grandes que sufre la clase trabajadora en los últimos años, la tercerización y la precarización laboral. Fuentealba se encontraba sobre una ruta reclamando por los derechos de los trabajadores de la educación y defendiendo la educación pública. Hoy, solo por nombrar los casos de Mendoza, tenemos a los docentes movilizados contra la extorsión del gobierno que significa el Item Aula y a los trabajadores de la tercerizada de la municipalidad de Las Heras Samusa que luchan por sus salarios, qué podemos esperar con este mensaje que nos dan desde el poder judicial».

Además señaló que «tanto el gobierno nacional como el gobierno provincial de la única «herencia& quot; de la que no se quejan es la de los asesinados en los casos de gatillo fácil y de las miles de detenciones ilegales que reivindicaba Paco Perez bajo la figura de averiguación de antecedentes. Hemos denunciado un y mil veces la sospechosa vinculación de las fuerzas represivas con el crimen organizado y su pertrechamiento para la represión de la protesta social como quieren hacer ahora con la emergencia en seguridad. Nosotros vamos a enfrentar estas políticas represivas, la impunidad que quieren imponer Macri, Cornejo y todo Cambiemos en las calles y por eso hoy participaremos de una concentración en el KM0 reclamando que Pedraza cumpla su condena en una cárcel común y también presentamos un proyecto de repudio a esta decisión de la justicia en la Legislatura de la provincia».

De los tres jueces, solo Barroetaveña es natural del tribunal que en abril de 2013 condenó a Pedraza a 15 años de prisión como partícipe necesario del asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, en el marco de una protesta de trabajadores tercerizados que reclamaban una mejora en su situación laboral.

Los otros dos jueces del tribunal que dictaron la sentencia en perjuicio de Pedraza y otros dirigentes gremiales y a policías fueron Horacio Dias y Carlos Massi.

La composición del tribunal que falló a favor del ex líder de la UF fue destacado por dirigentes del PO a través de un comunicado: «Llamamos la atención con que el fallo favorable a Pedraza fue con voto dividido del Tribunal y sólo gracias a la participación de dos jueces subrogantes».

Como miembro del Tribunal, Barroetaveña fue el único de los tres magistrados que ya se había expedido sobre los reiterados pedidos de prisión domiciliaria de Pedraza, algo que puso de manifiesto en su voto en disidencia, según el fallo al que Télam accedió de manera exclusiva.

«Estimo que José Ángel Pedraza no es un enfermo al que la privación de la libertad le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia, toda vez que así lo entendió la médica forense Estela Rosa Zappulla, quien sin hesitación alguna sostuvo que el señor Pedraza puede recibir en el establecimiento carcelario la atención médica que le permita tratar su salud», escribió el titular del TOC 21.

«El único médico que vinculó el agravamiento del estado de salud del encausado con una falta de tratamiento en el hospital Penitenciario Central I fue el perito de parte, doctor Pedro M. San Juan, mientras que el resto de los médicos describió la desfavorable evolución del paciente conforme al avance de la enfermedad», sostuvo.

«No puede presumirse que el interno no recibió y que no recibirá aquellos cuidados médicos que se le exige», concluyó el juez antes de sostener que no debía hacerse lugar al pedido de Pedraza.

Desde el comienzo de su detención, Pedraza solicitó la prisión domiciliaria por tener antecedentes de Parkinson, deterioro cognitivo e hipertensión arterial, entre otras cosas: esta semana lo consiguió.

Etiquetado