Mariana Zuvic en San Rafael presentó su libro sobre el origen K: «Los gobiernos familiares prolongados tienen implicancias negativas sobre la institucionalidad y las libertades

Actualidad

La parlamentaria del Mercosur de la Cambiemos, Mariana Zuvic presentó su libro, “El origen”, en el Hotel Vecchia Terra (Hipólito Yrigoyen y Los Franceses) del departamento de San Rafael.

Es importante destacar  que la Coalición Cívica recibió a Mariana Zuvic a través de «Transformar», su instituto de formación y políticas públicas. De la actividad participaron el referente de la CC-ARI Mendoza Gustavo Gutiérrez, el diputado nacional Federico Zamarbide, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner y el intendente de General Alvear, Walther Marcolini, entre otros.

La dirigente del partido que conduce Elisa Carrió relata, a partir de su experiencia personal y de documentación, “la intimidad del nacimiento de la corrupción kirchnerista en Santa Cruz”, según resume la bajada del libro.

Durante la presentación, la Parlamentaria enfatizó que parte de su familia es mendocina. “Estaba muy entusiasmada con volver a esta Provincia, tengo la mitad de mí que viene de acá. El Origen es parte que relata gran parte de mi vida, Lilita y la gente de la editorial lograron convencerme de poder hacer este trabajo. Este libro describe cuestiones del Kirchnerismo nunca antes revelada”, explicó.

Para una de las referentes de la Coalición Cívica, la causa de los cuadernos confirma cien por cien lo que se dice en este trabajo.

El Origen cuenta esa parte oculta de la historia reciente, lo que sucedió cuando Néstor y Cristina eran dos desconocidos para la mayoría de los argentinos. La investigación incansable de Mariana Zuvic junto a Elisa Carrió -que prologa este libro- fue determinante para llevar a la justicia las denuncias por malversación de fondos públicos del gobierno kirchnerista. Su historia es clave para entender qué pasó -y pasa- en Santa Cruz y en la Argentina desde hace treinta años.

Contracara del “relato” épico y setentista construido por los Kirchner en su larga década en el poder, Mariana Zuvic revela en “El origen” intimidades de la tormentosa relación del matrimonio y la manera en que comenzaron a amasar una fortuna quedándose con casas de deudores perjudicados por la circular 1050 de tiempos de la dictadura militar. Zuvic, una “nyc” -nacida y criada en Río Gallegos-, brinda un testimonio de primera mano: su padre fue amigo de Néstor Kirchner, había la relación entre matrimonios que se da en pueblos chicos y además, su hermana Cecilia Zuvic era compañera de clase de Máximo Kirchner.

En 2007, una manifestación docente en Río Gallegos marcó su ingreso a la participación política y se unió a la Coalición Cívica. Fundó el partido en su provincia e impulsó denuncias contra la malversación de fondos destinados a obra pública, operaciones de corrupción y lavado de dinero por parte del kirchnerismo.

Hay que tener en cuenta que Mariana,  “ha sido testigo de las implicancias negativas que tienen los gobiernos familiares prolongados sobre la institucionalidad y las libertades de las regiones que gobiernan».

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2018/09/zuvic_.jpeg»]


“En Santa Cruz había distintos lugares donde se guardaba el dinero físico”, sostuvo. Y dijo que de esas maniobras participaban Roberto Sosa, ex secretario de Néstor Kirchner y actual secretario de Cristina; Raúl Copetti, histórico recaudador K en la provincia, y Daniel Alvarez, ex chofer de la ex presidenta.

Zuvic reveló hace días que parte del dinero en negro que estaba en poder de personas de confianza de la familia Kirchner terminó robado entre ellos mismos.

“En Santa Cruz había distintos lugares donde se guardaba el dinero físico”, sostuvo. Y dijo que de esas maniobras participaban Roberto Sosa, ex secretario de Néstor Kirchner y actual secretario de Cristina; Raúl Copetti, histórico recaudador K en la provincia, y Daniel Alvarez, ex chofer de la ex presidenta.

Según Zuvic, curiosamente, los tres “en simultáneo sufrieron robos de grupos comando”. “Se mejicanearon entre ellos”, aseguró, remarcando que al tratarse de plata en negro el hecho no podía ser denunciado.

Respecto a Lázaro Báez, afirmó que el dinero se sacó de la estancia Cruz Aike -rastrillada esta semana por Gendarmería Nacional- “20 días antes de que fuera detenido”.

“Hace dos años y medio que la información de Cruz Aike estaba en la Justicia. La llevé yo. Y trajimos personas que declararon, que fueron testigos protegidos, que operaron las máquinas, que 20 días antes de que Báez fuera detenido sacaron el dinero de la estancia. Esa es la verdad”, añadió.

La dirigente santacruceña sostuvo que la información del dinero de la corrupción kirchnerista “está desde el momento que con Jorge Lanata descubrimos las bóvedas” del empresario. “Nosotros mostramos la documentación y las fotos. Esas fotos pasaron por un dispositivo que mostraban de qué dispositivo habían salido, qué día y a qué hora. Así logramos reconstruir todo el relato de Triviño, una persona que trabajaba en la metalúrgica de Lázaro Báez y armó las bóvedas de todos: de Cristina, de Máximo, los custodios, Daniel Muñoz”, sostuvo.

“Cuando Néstor y Cristina Kirchner dejaron Río Gallegos y se mudaron a Buenos Aires para que él asumiera la Presidencia de la Nación después de haber gobernado Santa Cruz durante más de diez años, mi provincia era, por mérito de ellos, un lugar opresivo, donde el miedo y el silencio reinaban a sus anchas y donde opinar distinto implicaba un riesgo que muy pocos se animaban a tomar”, describe Zuvic, en los primeros párrafos del libro.

“El matrimonio Kirchner dejaba a sus espaldas una provincia tomada por el tráfico de drogas, la mafia, el juego, la trata de personas y la miseria. Yo vi en vivo y en directo cómo se gestó y se profundizó este proceso de descomposición social”, continúa señalando la santacruceña.