Aníbal Urios, consultor político «los argentinos están demandando una clase dirigente claramente distinta, pero después no le queda alternativa y termina quedándose con lo que hay»

Actualidad

«Es un poco más del teleteatro del que nos tienen acostumbrados este tipo de dirigentes de la Argentina y, de alguna manera, nosotros también buscamos esa telenovela. Más allá de todo eso, a la gente no le repercute en cuanto a sus decisiones de largo plazo», inició el consultor político y director de DC Consultores, Aníbal Urios, al ser consultado por el multimedio Real Politk sobre los chisporroteos dentro de la alianza Juntos por el Cambio.

En este sentido, el analista político argumentó: «Esto lo sabemos porque ya ha habido otros casos como, por ejemplo, Alberto Fernández que se cansó de decir cualquier cosa de Cristina antes de armar la fórmula. Con Massa pasó lo mismo, con los radicales desde la oposición que terminan siendo parte de una fórmula después de enojarse».

Y evaluó: «Evidentemente, la clase política argentina está más acostumbrada a los escenarios electorales que a formar un gobierno que saque de los problemas a la sociedad. Se está demandando una clase dirigente claramente distinta, pero después no le queda alternativa y termina quedándose con lo que hay», sostuvo. 

Acerca del relevamiento que realiza desde la consultora que dirige contó: «Nosotros hacemos una encuesta que es de atributos con preguntas indirectas como, por ejemplo: ‘¿Si perdés una billetera en la calle que candidato creés que te la devolvería?’. A través de esto analizamos la honestidad».

Desde este punto, afirmó: «Si analizamos bien esta encuesta nos encontramos que el argentino busca un dirigente honesto, capaz, con inteligencia para resolver problemas y que nos dé seguridad. Sin embargo, a la hora de votar votan a aquellos que pueden sacar de una situación de descenso y esto lo notamos cuando le preguntamos: ‘¿Si tu equipo está en descenso, a qué dirigente contratarías como DT?’. Y aparecen Cristina y Macri».

Asimismo, analizó: «Vemos que tenemos un juego todavía de maduración donde nos encantan ciertos perfiles que nos llevarán a buen destino, pero prefiero quedarme con lo que conozco y no arriesgarme a un cambio rotundo». En este sentido, citó uno de los casos más resonantes: «Por ejemplo, Manes que es el más capacitado y honesto, pero genera la duda si podrá gobernar. En definitiva, lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer, pero en algún momento quizás demos el salto de calidad».

Finalmente, sobre el panorama actual señaló: «Sí hay enojo, hay una desilusión y está centrada en el presidente porque es lógico que por su posición reciba los cachetazos cuando la cosa no camina desde lo económico, siempre el ser humano necesita encontrar un culpable». Y sintetizó sobre las fuerzas más importantes: «El Frente de Todos buscará su candidato y este se debe conjugar con el momento entre lo que se viene o lo viejo que no terminó de morir; por su parte, Juntos por el Cambio sabe que pueden ganar y se pelean por el sillón».

Fuente: Real Politik