La senadora Cecilia Juri denuncia «el total banque» de los funcionarios inoperantes del gobierno de Suarez y Cornejo

Actualidad Mendoza

El incendio de la cúpula del Espacio Contemporáneo de Arte (ECA) ocurrido el 18 de enero de 2017 tiene responsables, desde la óptima de la Justicia, que condenó a funcionarios de ese entonces al igual que a empresarios a cargo de los trabajos en el edificio. 

El fallo de la jueza María Paz Gallardo por daños y perjuicios establece que todos tienen un plazo de diez días hábiles para pagarle al Estado provincial la suma de $26.480.156,84 en concepto de reparación por la afectación de obras de arte y espacios de valor patrimonial.

La demanda civil por daños y perjuicios había sido interpuesta por Fiscalía de Estado cuyo titular, Fernando Simón, acudió a los tribunales para responsabilizar a privados y funcionarios que cometieron conducta «gravemente negligente por no haber controlado efectivamente a sus subordinados en todo lo relacionado con el cumplimiento de las formalidades necesarias a fin de que se tuvieran por válidas las ofertas realizadas y por ausencia de valiosa documentación que debía presentar la empresa adjudicataria de las obras del edificio del ECA».

La decisión judicial involucra al exsecretario de Cultura, Diego Gareca, la coordinadora del ECA, María Tinte; la directora de Administración de la Secretaria de Cultura, Judit María de Liberato, y Margarita Videla, por entonces jefa del Área de Compras y Contrataciones de la Secretaria de Cultura.

Pero como sucede en esta bendita tierra mendocina de Cornejo y Suarez, las denuncias salen rimbombantes en los títulos de los diarios, pero finalmente no echan a ningún funcionario, pasó con la inoperancia en el Ministerio de Seguridad, en la inoperancia en el Ministerio de Salud y ahora la senadora provincial del Frente de Todos, Cecilia Juri, lo muestra en el área de Cultura de la provincia «Es una vergüenza que la actual coordinadora de artes visuales, María Laura Tinte, continúe en su cargo tras el incendio del ECA. Sin mencionar las irregulares licitaciones en Patrimonios históricos de Mendoza».

Y agrega «La sentencia es clara: Si (Tinte) hubiera controlado estrictamente la obra que se estaba ejecutando en el edificio cuya preservación es justamente la función principal para la cual fue designada, indudablemente el hecho no hubiera ocurrido».

«Licitaciones irregulares: como venimos advirtiendo hace tiempo, Tinte está involucrada en procesos que denunciamos como en el caso de la mansión Stoppel, el Museo Fader y otros patrimonios de Mendoza», concluye la legisladora Juri.

Producto de la inoperancia

El incendio en el ECA, ubicado en la esquina de 9 de Julio y Gutiérrez, de Ciudad, se produjo un 18 de enero, una semana después de que empezaran las obras para la remodelación y puesta en valor del edificio. La cúpula se prendió fuego, que quemaron obras de arte, y dos bomberos resultaron heridos luego de que se les cayera encima una placa de yeso.

Después de cuatro años de los hechos la Justicia emitió su fallo. La jueza María Paz Gallardo aceptó la demanda civil por daños y perjuicios que había presentado la Fiscalía de Estado.

Además, la condena económica recayó en los directivos y directivas de la empresa DELA SA, que ejecutaban la obra de limpieza e impermeabilización de la terraza del edificio cuando se produjo el siniestro. Las personas condenadas son: Alejandro Gustavo Balegno y Ana Laura Torrisi, presidente y vice respectivamente de DELA S.A.

De esta manera, la Justicia dio lugar a la demanda realizada por el fiscal de Estado, Fernando Simón, y determinó que estas personas deberán pagar $ 26.480.156,84 al Gobierno provincial, en el término de diez días.

La Fiscalía de Estado optó por el reclamo económico contra los y las responsables debido a que hubo evidentes errores de gestión que lo provocaron. A los funcionarios los acusó por conductas «gravemente negligentes «en el cumplimientos de normativas y de control, tanto en la adjudicación de las reparaciones como en el desarrollo de la obra.