Si La Pampa no aprueba, la represa del sur mendocino «Portezuelo del Viento» no se hace

Actualidad

El ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, afirmó ayer que existe una decisión irrestricta de su cartera de no avanzar en obras sobre los ríos sin contar con el aval de las provincias que integren la cuenca. La afirmación del alto funcionario deja en claro que Mendoza no podrá avanzar en la construcción de Portezuelo del Viento sin el visto bueno de la provincia de La Pampa y el resto de las que componen el Coirco.
Frigerio visitó ayer a la tarde la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación. El primer interrogante fue si el gobierno nacional tenía intenciones de cumplir con la ley asegurando que no se avanzará en ninguna obra hídrica sin la aprobación de los respectivos Comités de Cuenca, o en caso de que éstos no existieran, con la aprobación de las provincias condóminas.

“Le estamos dando una importancia sustancial a la institucionalidad de las distintas cuencas hídricas”, respondió Frigerio. “Hay una decisión irrestricta del Ministerio del Interior de no avanzar en ninguna obra que no tenga previamente el aval de los que conforman las distintas cuencas hídricas de la Argentina”, completó.
Portezuelo del Viento es el nombre de una represa que Mendoza piensa construir en el sur de su territorio. La intención de las autoridades mendocinas es embalsar el río Grande, principal efluente del río Colorado. El reclamo de La Pampa y otras provincias ubicadas río abajo del Colorado es que la obra se haga siempre y cuando esté controlada por el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), organismo que integran Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Mendoza.

El proyecto «Portezuelo del Viento»

Es un proyecto para una central hidroeléctrica que se construirá sobre el río Grande, en el departamento de Malargüe. Esta obra surgió en 2009 y se ha previsto como el componente más importante de un complejo formado por cinco centrales que se instalarían sobre ese río.

El Gobierno de Mendoza ha trabajado en diversos aspectos de Portezuelo del Viento. En marzo de este año, Alfredo Cornejo firmó un convenio con Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales Sociedad Anónima), que tiene a cargo la comercialización de la energía eléctrica proveniente de los aprovechamientos binacionales e interconexiones internacionales en los que el Estado nacional es responsable. La empresa, a su vez, contiene a los mejores ingenieros en generación de energía hidroeléctrica del país y fue el ente encargado de supervisar la construcción de la represa de Yacyretá en Corrientes.

El personal de Ebisa ha trabajado en el proyecto de Portezuelo del Viento para saber si se deben actualizar algunos aspectos, y la evaluación de los ingenieros ha sido positiva. En la actualidad, sólo resta hacer la licitación, pero para ello hay que contemplar el aspecto legal, el impacto ambiental y las cuestiones vinculadas a lo social y a los servicios de los pobladores de la localidad de Las Loicas.