El diputado Ramón sobre el Presupuesto 2019: «Para mi es irrelevante, a pesar de que algunos lo usan políticamente para decir que no hay que aprobarlo. Es una herramienta jurídica de todo gobierno democrático»

Actualidad

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados de la Nación intentará dictaminar hoy la ley de gastos 2019. El proyecto incluye un supuesto ajuste acelerado que, en realidad, es una manutención de varias partidas que la oposición solicitó y que el oficialismo tendrá que tapar a través de aumento de impuestos y con el freno a la baja de tributos provinciales.

El diputado nacional de Mendoza, José Luis Ramón, conversó con BienCuyano sobre el caliente Presupuesto 2019: «Para mi es irrelevante, a pesar de que algunos lo usan políticamente para decir que no hay que aprobarlo«.

El hombre de Protectora agregó «Yo creo que el presupuesto general de la Nación es una herramienta jurídica que tienen que tener todo gobierno democrático».

«Yo tengo muy claro que soy un diputado que viene ‘después de la grieta’. Hay muchos diputados que están del lado ‘de river’ y otros diputados del lado ‘de boca’. Yo mal que le pese ‘a los de river o a los de boca’ para nosotros será quórum para esta ley y será voto negativo, afirmativo o abstención de acuerdo como se venga desarrollando el trabajo legislativo y el dictamen del presupuesto», afirmó.

No obstante, el diputado Ramón alerta «Pero conceptualmente, si no se vota la ley de Presupuesto 2019, el Estado gobernante puede utilizar el del año anterior lo cual puede ser muy gravoso porque puede hacer con él lo que se le ocurra».

«La verdad es que yo no me voy a meter en la discusión de la discusión ‘de river o boca’ sino que lo voy a hacer con la responsabilidad que debe tener un diputado del pueblo», concluye el legislador nacional cuyano.

Firme en su decisión de que el proyecto de Presupuesto 2019 sea votado el próximo miércoles en el recinto de la Cámara de Diputados, el oficialismo ajusta las últimas tuercas del proyecto de Presupuesto 2019 en una negociación contrarreloj con sectores del PJ «dialoguista» y otros sectores de monobloques, para intentar conseguir la mayor cantidad de firmas para el dictamen que pondrán en consideración el martes.

La reunión de la comisión de Presupuesto será el martes a las 10:00 en el anexo C de la Cámara baja, cuando se pasará en limpio el dictamen cuyo aval Cambiemos tiene encaminado con buena parte del Bloque Justicialista, luego de que la semana pasada quedaran acordados los proyectos concomitantes englobados en el paquete fiscal.

La comisión que comanda Luciano Laspina (PRO) se reunirá esta mañana y hará un último «peinado» al proyecto, con el que el Gobierno también busca modificar cuestiones que nada tienen que ver con lo presupuestario.

Un punto que está ya casi al borde del nocaut es el artículo 53, que sustituye al artículo 65 de la Ley de Administración Financiera para que el Ejecutivo pueda -Congreso delegaría- realizar «operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública» con mira en «las condiciones imperantes del mercado financiero».

Ayer, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, regresó a la Cámara baja para dialogar con intendentes y legisladores sobre los subsidios al transporte. Nación quiso delegar esta cuestión en provincias y municipios y casi debió bajar esa pretensión en los últimos días. De allí nació la disparatada suba de las alícuotas de Bienes Personales.

Para la votación del Presupuesto, el oficialismo estima que contará con un piso de 130 votos y un techo de 140. Uno de los cabos sueltos en la negociación del Gobierno con el justicialismo tenía que ver con el temor de los gobernadores de no poder afrontar el traspaso de los subsidios al transporte, producto de la descentralización que quedará plasmada en la letra del proyecto de Presupuesto.