Megajuicio en San Juan: La Justicia condenó a perpetua a 11 acusados por delito de lesa humanidad

Actualidad

Este lunes, el megajuicio por delitos de Lesa Humanidad que se desarrolló en San Juan llegó a su fin. De los 16 imputados que se sentaron en el banquillo para llegar al momento de la sentencia, 11 recibieron como condena prisión perpetua mientras que otros dos imputados fueron condenados uno a 18 años de prisión y otro a 6 años de prisión.

El Tribunal Oral Federal, presidido por Sergio Paduczak e integrado por los vocales Gabriel Nardiello y Guillermo Friele, dictó la sentencia en el Juzgado Federal mientras que el resultado de la Megacausa II fue seguida por familiares y víctimas de la última dictadura en el hall del rectorado de la UNSJ. Allí se previó más de medio centenar de sillas para que la gente siguiera el minuto a minuto de lo que sucedía en la sesión.

El Tribunal condenó a 18 años de prisión a Juan Carlos Mendez Casariego, que fue miembro del ejército, mientras que Juan Alberto Aballay recibió una pena de seis años de prisión. La fiscalía había pedido 12 años de prisión para este hombre que formó parte de la Policía Federal Argentina y que se lo vinculó al hecho Sevinelli.

Por su parte hubo tres personas que fueron absueltas. Se trata de Nicolás Dalmacio Manrique (ex interventor del Penal de Chimbas y ex Jefe de la Policía del Gobierno de la Alianza), Pedro Eduardo Blanco (Ejército) y Elías Lucio Arrancio (Ejército). Los tres fueron absueltos por la falta de pruebas que los comprometieran.


Los miembros del ejército y de la policía que fueron condenados son:

  • José Hilarión Rodríguez,
  • Juan Carlos Torres,
  • Jorge Antonio Olivera,
  • Juan Carlos Coronel,
  • Eduardo Daniel Vic,
  • Rubén Arturo Ortega,
  • Osvaldo Benito Martel,
  • Gustavo Ramón De Marchi,
  • Eduardo Daniel Cardozo,
  • Daniel Rolando Gómez,
  • Juan Francisco Del Torchio.

El 10 de diciembre se darán a conocer los fundamentos, los motivos de los veredictos de la condena.

 

En detalle:

Juan Alberto Aballay (ex miembro de la Policía Federal) fue condenado por privación abusiva de la libertad, agravado por el uso de violencia, y tormentos gravados por la condición de perseguido político de la víctima, a seis años de prisión, inhabilitación absoluta y costos del proceso a su cargo.

Eduardo Daniel Cardozo fue condenado por privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos seguido de muerte, homicidio doblemente agravado, a prisión perpetua e inhabilitación absoluta y costos del proceso a su cargo.

Juan Carlos Coronel fue condendo por privación ilegítima de la libertad abusiva agravada, violación de domicilio y asociación ilícita, a prisión perpetua e inhabilitación absoluta, más costos del proceso a su cargo.

Gustavo Ramón De Marchi fue condendo por privación ilegítima de la libertad abusiva, tormentos agravados, homicidio agravado por alevosía, a prisión perpetua e inhabilitación absoluta, más costos del proceso a su cargo.

Francisco Del Torchio fue condenado por privación iletítima de la libertad agravada, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, homicidio agravado, violación de domicilio, a prisión perpetua e inhabilitación absoluta, más costos del proceso.

Daniel Rolando Gómez fue condenado por privación ilegítima de la libertad agravada, homicidio doblemente agravado, violación de domicilio, a prisión perpetua e inhabilitación absoluta, más costos del proceso.

Osvaldo Benito Martel fue condenado por privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos agravados, homicidio doblemente agravado, violación de domicilio, a prisión perpetua, inhabilitación absoluta y costos del proceso en su costa.

Juan Carlos Méndez Casariego fue condenado por privación ilegítima de la libertad, tormentos agravados y asociación ilícita, a 18 años de prisión, inhabilitación absoluta y pago de costas.

Jorge Olivera fue condenado por privación ilegítima de la libertad, tormentos agravados, homicidio doblemente agravado por alevosía y por mediar premeditación, y violación de domicilio, más asociación ilícita, a la pena de prisión perpetua, inhabilitación absoluta y pago de costas.

Ídem para Juan Carlos Torres, José Hilarión Rodríguez (ambos ex miembros de la Policía de San Juan), Rubén Arturo Ortega y Eduardo Daniel Vic.

Finalmente también hubo absolución para Pedro Eduardo Blanco, como había sido requerido por el fiscal Maldonado.