Scioli y su triunfo en las PASO: «el pueblo argentino fue a votar a favor estos sólidos cimientos»

Actualidad

El triunfo de la fórmula del oficialismo a nivel nacional de cara a las elecciones generales del 25 de octubre implicó, además, triunfos de los candidatos presidenciales del kirchnerismo en 20 de los 24 distritos.

Más de 8 puntos por debajo de los candidatos del FpV se ubicó la fórmula del PRO en la Alianza Cambiemos, compuesta por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y la senadora nacional Gabriela Michetti.

El tercer lugar se posicionaba la dupla del Frente Renovador en la alianza UNA, Sergio Massa y Gustavo Sáenz, que consiguió un 20,16 por ciento de los votos por lo que se colocó en tercer lugar.

Pasadas la medianoche, cuando los números oficiales comenzaban a reflejar una tendencia firme, el gobernador bonaerense subió al escenario del comando de campaña del FpV, definió la victoria era “contundente” y afirmó: “Hoy el pueblo argentino ha mostrado que fue a votar a favor de estos sólidos cimientos».

El candidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, aseguró que la victoria alcanzada en las PASO fue «contundente», dedicó el triunfo al ex presidente Néstor Kirchner y a la mandataria Cristina Fernández de Kirchner y aseguró que «el pueblo argentino fue a votar a favor estos sólidos cimientos» generados durante los 12 años de gobierno consecutivos del FpV.

Acompañado por su compañero de fórmula Carlos Zannini y las esposas de ambos, Scioli consideró que «hoy el pueblo argentino ha demostrado que fue a votar por los sólidos cimientos”, aunque también dio un mensaje para aquellos que no votaron al FpV y marcó que el desafío de cara a las elecciones generales “es conquistar, persuadir de que somos el mejor camino para esa Argentina del desarrollo”.

En un discurso signado por la simbología peronista y una cita al líder de ese movimiento Juan Domingo Perón, el gobernador bonaerense afirmó: “Mantengámonos en este camino que honra las banderas fundacionales de nuestro movimiento», en referencia a la soberanía política, independencia económica y justicia social.

Desde el escenario central del mítico estadio, Scioli también le agradeció a la juventud porque consideró que «ha sido una gran protagonista», al tiempo que los convocó «a convencer de que este es el camino para llegar a la Argentina de la pujanza productiva» y a que «salgan a defender más que nunca esta bandera, de la educación, el trabajo, la ciencia y la tecnología».

El gobernador bonaerense comenzó su discurso pasada la medianoche cuando consideró que, a pesar de los pocos datos oficiales, su triunfo ya era indiscutible. Scioli aseguró que se encontraba «12 puntos arriba de (Mauricio) Macri y 20 arriba de (Segio) Massa».

Una vez confirmada la victoria, continuó: «Néstor, esta victoria es para vos, por tus luchas y por la confianza que me tuviste en su momento. Y en especial a nuestra querida presidenta Cristina Fernández de Kirchner que ha generado la condiciones políticas y económicas para nuestro proyecto».

Este fue el momento más emotivo de la jornada ya que el Luna Park explotó en un cerrado aplauso mientras que los militantes de La Cámpora entonaron la ya tradicional canción “Néstor no se murió, vive en el pueblo”.
Asimismo, manifestó que «la Argentina ha encontrado un camino y es evidente que con este resultado quiere seguir avanzando hacia el futuro» y resaltó que el país «necesita un peronismo unido, un país unido detrás de estas banderas».

Tras la referencia al peronismo unido, el candidato del FpV mencionó al titular del PJ nacional y gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, y a los gobernadores de las provincias.

Promediado su discurso, calificó la jornada electoral como «ejemplar», pese a las inclemencias del tiempo, y saludó a los fiscales y presidentes de mesa «de todos los partidos políticos».

El candidato del FpV también le agradeció su «apoyo y consejos» a su compañeros de fórmula, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y ponderó el trabajo que supo hacer el fallecido Juan Carlos «Chueco» Mazzón.

Por otro lado, saludó a las mujeres al resaltar que cuando se las ataca, «se ataca al corazón de la sociedad».

Finalmente, el gobernador bonaerense llamó a tomar este triunfo «con mucha responsabilidad» y a tener «más fe y esperanza que nunca».

Con la misma estética que utilizó en los actos de campaña en Costa Salguero y Parque Norte, el Luna Park abrió sus puertas pasado el mediodía con cada detalle estratégicamente diseñado para que el acto sea prolijo para la transmisión de los medios de comunicación sin resignar los simbolismos peronistas como las banderas, los bombos y los espacios para los militantes.

A pesar de que no se escuchó la marcha peronista y se repitió varias veces el “Himno a la Victoria”, la liturgia peronista fue completa por el discurso de Scioli que fue acompañado por Karina Rabolini, funcionarios nacionales, provinciales dirigentes sindicales, legisladores, deportistas y artistas.

Dentro de Cambiemos, la fórmula encabezada por jefe de gobierno porteño derrotó a la de la referente de la Coalición Cívica Elisa Carrió y Hector “Toty” Flores y a la del senador radical Ernesto Sanz y Lucas Llach, por lo que Macri será el candidato a presidente por ese espacio.

Macri llamó a «festejar» porque «se consolida una alternativa de nuestra querida Argentina» y aseguró que Cambiemos «es mucho más que un acuerdo entre tres dirigentes y tres partidos políticos, representa una nueva visión de nuestro querido país».

«A los que no nos votaron, respetamos sus puntos de vista pero los invitamos a sumarse a la transformación que necesita el país», enfatizó Macri, y expresó un especial agradecimiento a Michetti por volverlo a acompañar y a Sanz y Carrió, con quienes construyó «confianza, elemento central para poner el país de pie».

Interrumpido por los cantos «hay que saltar este cambio no va a parar» y «ya se siente, ya se siente, Mauricio presidente» -por una militancia que sólo ocupaba la mitad del gigante salón de Costa Salguero-, el líder del PRO quiso dedicar «un capítulo especial para los héroes del día, los fiscales».

Por último, dejó para el final una «felicitación especial para lo que creo que va a ser el resultado de la jornada, que es la elección que han hecho María Eugenia Vidal y (el radical) Daniel Salvador», la fórmula de unidad para la gobernación bonaerense de Cambiemos.

En un nuevo giro discursivo -similar al practicado en la noche del balotaje porteño hace tres semanas-, Macri dijo «reconocer el valor del peronismo en la historia» argentina, y que del diálogo con los peronistas «de dentro y fuera del PRO» aprendió «el valor de la justicia social y de la movilización social ascendente», y también destacó sentir influencia del liberalismo, el progresismo y el sindicalismo.

«Nosotros sabemos dialogar y escuchar, nosotros sabemos que gobernar es rendir cuentas. Merecemos vivir mejor, para eso tenemos que unirnos porque unidos somos más. ¡A trabajar para octubre!», finalizó Macri, para luego retirarse junto a sus aliados del escenario tras la caída de globos celestes y blancos, con un perfil más tranquilo, sin baile histriónico ni clima de algarabía.

En tanto, la dupla Massa-Sáenz representará a la alianza Unidos por una Nueva Alternativa en las elecciones de octubre porque derrotó a la fórmula integrada por el gobernador cordobés José Manuel de la Sota y Claudia Rucci.

Massa señaló “Reconozco el valor de un mandatario como José Manuel (de la Sota), gracias por haber formado parte de esta campaña y haber debatido propuestas a lo largo de esta campaña. Fue un honor transitar este camino junto .

En la interna de UNA, y cuando se había escrutado más del 20 por ciento de los votos, la fórmula que Massa integra junto a Gustavo Sáenz cosechaba el 53,27 por ciento contra 47,53 que sumaba el binomio conformado por De la Sota y Claudia Rucci.

“Muchas gracias a todos los que a pesar de la lluvia salieron de sus casas para reconocer nuestra propuesta y demostrar su apego al sistema republicano. Demostramos que existe una alternativa y está de pie”, sostuvo ante el puñado de militantes de su espacio que se habían congregado en los Astilleros de Milberg.

En compañía de su esposa, Malena Galmarini, Massa trazó los principales ejes de su plataforma políticas, al poner en relieve cuestiones como “la inseguridad, la lucha contra el narcotráfico y el combate a la corrupción”.

“Vamos a cambiar el Código Penal para imponer penas perpetuas a violadores y narcotraficantes. Queremos a los asesinos en las cárceles para que los argentinos no estén más presos en sus casas”, remarcó.

Y en ese sentido aportó: «Vamos a terminar a partir del 1 de enero con el robo que significa el impuesto a la ganancias y lucharemos para que los jubilados cobren el 82 por ciento móvil”.

El legislador convocó “a los principales candidatos a discutir, de acá a octubre, propuestas para lograr el cambio que reclama la sociedad argentina”.

“Sentémonos con nuestros adversarios de manera respetuosa para construir una alternativa para cambiar Argentina. Mostremos nuestros equipos e ideas para que la sociedad decida», agregó.

Otra de las fuerzas que presentó más de un precandidato fue el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) donde la fórmula compuesta por Nicolás del Caño y Myriam Bregman se imponía sobre la fórmula Jorge Altamira–Juan Carlos Giordano (PO) y entre las dos alcanzaban el 3,44 por ciento de los votos.

La dupla del frente Progresistas, Margarita Stolbizer (GEN) y Miguel Angel Olaviaga, lograba el 4,34 por ciento de los votos.

La fórmula Compromiso Federal de compuesta por el puntano Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, obtenía el 1,18 por ciento de los votos.

El Frente Popular, con dirigente gremial Víctor de Gennaro y Evangelina Codoni como su candidata a vice, obtenía el 0,50 por ciento.