El gobierno «de todos» de Sergio Uñac le niega información pública a su propio pueblo

Actualidad San Juan

Para los gobiernos sometidos a las órdenes de la corporaciones megamineras, las palabras «transparencia» e «información pública» son solo un lindo slogan de marketing. En la provincia de San Juan, gobernado por Sergio Uñac, mientras menos se habla de la contaminación de las megamineras, nula información sobre el grado de contaminación de los rios, el grado de reparto de las ganancias para unos pocos en medio de una comunidad jachallera empobrecida y sin trabajo… todo es mucho mejor.

En el mes de enero, la incansable y luchadora Asamblea Jáchal No Se Toca presentó al Concejo Deliberante de Jáchal un pedido formal para que los ediles le soliciten al ministerio de Minería de la provincia de San Juan un informe detallado de todos los proyectos mineros, uraníferos y metalíferos ubicados en el departamento y en toda la cuenca del Río Jáchal.

El gobierno de Uñac siempre ha hecho oídos sordos a ese pedido por más que esa información es de grado «público», de conocimiento de «todos y todas» que habitan en la provincia de San Juan.

Es así que ante el silencio gubernamental, los asambleístas solicitaron formalmente al Concejo Deliberante de Jáchal un pedido de pronto despacho hacia el misterio de Minería. Ese tema fue tratado en el Concejo el día 15 de agosto pasado.

Pero ese día, ante el intento de un ciudadano sanjuanino, integrante de la Asamblea Jáchal No Se Toca, de presenciar esa sesión que por ley debería ser pública, hubo maniobras dilatorias por parte de la presidenta del cuerpo, Cintia Aballay.

Luego de varios intercambios de palabras, el referente de la organización fue retenido en la vereda: una autoridad del Concejo (que en teoría es una representante del pueblo y que cobra todos los meses gracias al dinero de «su pueblo») le cerró la puerta en la cara al ciudadano y debió retirarse a su domicilio, sin obtener respuesta alguna de las maniobras de la política minera sanjuanina en la región.

Frente a este vergonzosa actitud de un gobierno sumido a las ordenes de la megaminería contaminante, la Asamblea Jáchal No Se Toca redactó un comunicado:

Repudio de la Asamblea Jáchal No Se Toca ante las actitudes dictatoriales de la Presidenta del Concejo Deliberante de Jáchal

A todo el Pueblo Latinoamericano le queremos decir que no dejen entrar la Megaminería en su tierra, porque a partir de allí se instaura la Dictadura Megaminera.

Aquí en la provincia de San Juan (Argentina), desde la Asamblea Jáchal No Se Toca, en enero de 2020 presentamos al Concejo Deliberante de Jáchal el pedido formal para que ellos como nuestros “representantes” le soliciten al Ministerio de Minería de San Juan un informe detallado de todos los proyectos mineros uraníferos y metalíferos ubicados en todo nuestro departamento y en toda la cuenca del Río Jáchal, cuyas nacientes se encuentran en el departamento de Iglesia.

Ese pedido de informe se presentó en el Ministerio de Minería por parte del Concejo hace cuatro meses. Y como no hubo ninguna novedad sobre esa “información pública” que le niega el gobierno de San Juan a su población, desde nuestra Asamblea tuvimos el atrevimiento de pedirle formalmente al Concejo Deliberante un pedido de pronto despacho hacia el Misterio de Minería. Ese tema lo trataron en el Concejo el día 15 de agosto pasado en “sesión pública”. La ley 430-P es la Ley Orgánica de Municipalidades por la cual se rige el Municipio de Jáchal. Esta ley dice claramente en su ARTÍCULO 35.- Las sesiones serán públicas, salvo que la mayoría del total de los miembros del Concejo resuelva, en cada caso, que sean secretas, por requerirlo así la índole del asunto o ASUNTOS A TRATARSE.

Pero ese día ante el intento de un integrante de la Asamblea Jáchal No Se Toca de presenciar esa “sesión pública” la secretaria administrativa del concejo le dijo que la Presidenta del Concejo Deliberante, Dra. Cintia Aballay, le pidió que le dijera que si iba a esperar o no, porque faltaba cuatro o cinco temas antes de que trataran el tema de la Asamblea Jáchal No Se Toca. El asambleísta le contestó que él quería participar de la sesión desde ese momento, porque las sesiones son públicas desde que comienzan hasta que terminan. Ella insistió en que la Dra. Aballay le había dicho que si iba a esperar o no. No cabía la posibilidad de entrar en ese momento, es así que nunca lo invitaron a pasar y siempre se lo retuvo en la vereda. A lo que él contestó que ya iba a ver que hacía. Y le repitió que las sesiones son públicas. Sin mediar palabra, ella cerró la puerta de entrada y él se fue a su domicilio ante la imposibilidad de entrar a presenciar la sesión “pública”, repitiendo que esto en los hechos es una dictadura megaminera.

Ante esa situación, el asambleísta presentó la denuncia correspondiente el día 18 de agosto de 2020 porque la funcionaria Cintia Aballay cometió el delito tipificado en el artículo 248 del Código Penal: “Artículo 248: Será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere.”

La abogada Cintia Aballay demostró aún más su autoritarismo y abuso de poder al denunciar a varias personas que habían compartido por las redes sociales el comunicado que la Asamblea había emitido el fin de semana por el grave hecho de no dejar a un ciudadano presenciar la “sesión pública”.

La funcionaria Aballay desconoce hasta los más básicos derechos constitucionales que tenemos los argentinos, y trata de amedrentar a algunos en pos de seguir con el ocultamiento de “información pública” que hace el Gobernador de San Juan Sergio Uñac.

La actitud soberbia que tiene la Dra. Aballay es por la impunidad que otorga la creencia, basada en la historia de San Juan, que un juez hará nuevamente oído sordo ante el pedido de justicia de los ciudadanos comunes, por más que se trate, como en este caso, de un flagrante y grave delito de abuso de autoridad, a favor de la Megamineras.

Lo más grave de la Dictadura Megaminera es que deja callados hasta los funcionarios opositores que deberían controlar y no permitir estos atropellos por parte del oficialista PJ Frente de Todos en plena “Democracia Republicana”.

Por eso si quieres ayudarnos a que los funcionarios jachalleros se enteren que el artículo 15 de la Constitución Nacional dice “En la Nación Argentina no hay esclavos”, te pedimos que difundas este comunicado. Muchas gracias.

Asamblea Jáchal No Se Toca                     

 Jáchal, San Juan, Argentina, 20 de agosto de 2020