Acuerdo de coparticipación de Nación con las provincias y la restitución gradual del 15%

Actualidad

A través del decreto 406/2016, publicado hoy en el Boletín Oficial, el presidente Mauricio Macri creó el Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo, y estableció que la devolución del 15% «se hará en forma progresiva y escalonada durante los años 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020, estableciéndose como fecha límite para su eliminación definitiva el 1 de enero del año 2021».

«El Presidente nos indicó que trabajemos junto a los 24 gobernadores para encontrar la manera de restituir gradualmente los fondos coparticipables para las provincias», dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y estimó que «tenemos la voluntad de avanzar hacia una federalismo más equitativo, encontrando soluciones políticas para los viejos problemas de la distribución de los recursos, en tiempos más cortos que el camino judicial».

Además, modificó el decreto que aumentó la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de transferir a la Capital los fondos necesarios para financiar el traspaso de la Policía.

Asimismo, determinó como parte del Acuerdo para el Nuevo Federalismo, la creación de «un régimen de saneamiento definitivo de la situación financiera entre el Estado Nacional, las provincias y la ciudad de Buenos Aires, con el fin de facilitar la extinción de las obligaciones recíprocas que se encontraren pendientes».

También fijó que el Poder Ejecutivo «podrá proponer un régimen de transferencia de asignaciones, bienes y servicios actualmente administrados por el gobierno nacional, a las provincias y a la ciudad Buenos Aires»,

En el mismo decreto, estableció que «deberá propiciarse un incremento en la inversión en educación, ciencia y tecnología por parte de las provincias y la ciudad de Buenos Aires, pudiendo establecerse nuevas metas y parámetros superadores de los fijados por la Ley de Financiamiento Educativo».

Por otra parte, el decreto 399/2016 incluyó un nuevo párrafo en el artículo 1 del decreto original publicado el 18 de enero, donde se establece específicamente que el aumento en la coparticipación «no incide en la distribución de los recursos del Fondo Federal Solidario».

Además, en el artículo 2 se especificó que los fondos serán destinados «para consolidar la organización y funcionamiento institucional de las funciones de seguridad pública en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad de Buenos Aires».

El Fondo Federal Solidario se creó en 2009, con el objetivo de distribuir entre las provincias un 30% de lo que recauda el Gobierno en concepto de retenciones a la soja.

Al aumentarse la coparticipación porteña junto al traspaso de la Policía, por error se incluyó también un proporcional de los ingresos que genera la oleaginosa, pese a que la Capital no tiene áreas de siembra del cultivo, lo cual generó un gran enojo entre los gobernadores.

 

Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo

En el marco de un nuevo proceso de diálogo y avance hacia un federalismo más equitativo, el gobierno nacional creará el Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo, que durante el curso del tercer trimestre deberá arribar a una propuesta para eliminar la retención del 15 por ciento de los impuestos coparticipables que la Nación le viene haciendo a las provincias desde 1992.

Este Consejo estará integrado por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, los gobernadores de cada provincia y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Eliminación progresiva

La eliminación del 15 por ciento de la masa de impuestos coparticipables se hará en forma progresiva y escalonada entre 2016 y 2020, y se establece como fecha límite para su eliminación definitiva el 1º de enero del año 2021.

El proyecto, además, establece un régimen de saneamiento definitivo de la situación financiera entre el Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el fin de facilitar la extinción de las obligaciones recíprocas que se encuentren pendientes.

Además, el Gobierno Nacional podrá proponer un régimen de transferencia de asignaciones, bienes y servicios actualmente administrados por la Nación a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como parte del acuerdo.

Asimismo, se propiciará un incremento en la inversión en educación, ciencia y tecnología por parte de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pudiendo establecerse nuevas metas y parámetros superadores de los fijados por la Ley N° 26.075 de Financiamiento Educativo.