Para promover una mejor calidad sanitaria, el Senado mendocino le dio media sanción para la instalación de dispensadores de alcohol en gel en establecimiento provinciales

Actualidad

El alcohol en gel, también conocido como gel antiséptico, gel desinfectante, gel de alcohol o gel limpiador bactericida, es un producto antiséptico que se emplea como alternativa al agua y el jabón para lavarse las manos. Dicho solución proporciona la higiene complementaria necesaria para las manos, ya que las limpia y las desinfecta sin necesidad de usar agua, toallas o jabón, y elimina 99.9% de los gérmenes al contacto. Las fricciones con alcohol matan muchos tipos de bacterias, incluyendo las que tienen resistencia a antibióticos y la bacteria de la tuberculosis; tienen alta actividad antivírica y pueden «eliminar» efectivamente los virus con envolturas como los de la gripe, el resfriado común o el VIH; también pueden matar los hongos. Sin dudas, el hábito del lavado de las manos es fundamental para mantenerse sano.

El martes, en la Legislatura de Mendoza, la Cámara de Senadores dio media sanción al proyecto de la legisladora radical Mariana Caroglio que busca instalar dispensadores de alcohol en gel en todos los establecimientos provinciales ya sean pertenecientes a la administración pública o de gestión privada, que estén destinados a la atención, acceso o concurrencia pública cualquiera sea el rubro en el cual los mismos se desempeñen o desarrollen. La iniciativa se aprobó por unanimidad y pasó a la Cámara de Diputados para su revisión.

Entre los artículos de la ley, se establece que la autoridad de aplicación en los establecimientos públicos del Estado será el Ministerio de Salud, a través de su área o dirección correspondiente, y en los de gestión privada será la municipalidad del departamento donde se encuentre el mismo.

Otros de los aspectos mencionados es que en cada uno de estos establecimientos deberá colocarse la cantidad necesaria de dispensadores de alcohol en gel acorde a las dimensiones del lugar y a la concurrencia de personas que se dé en el mismo. Asimismo, el gel deberá tener una concentración de alcohol etílico del 70% como mínimo.

En este sentido, los dispensadores deberán estar a la vista del público, bien señalizados y mantenidos siempre en óptimas condiciones que permitan su uso. Y en el caso de establecimientos donde concurran menores deberá asegurarse de que su uso se realice con la supervisión de un mayor.

De esta forma, todas las personas que concurran a estos establecimientos tendrán derecho a la utilización y/o acceso a los dispensadores de alcohol en gel.


Programa de Educación y Concientización

Con la sanción de esta Ley, el Ministerio de Salud deberá instrumentar y poner en práctica un Programa de Educación y Concientización sobre la importancia que para la salud tiene el lavado y la higiene de las manos, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.